Episodio VII: La noche antes del carnaval
Un nuevo día amanece en casa Masaki, y para Tenchi empieza con el sobresalto de encontrarse a Ryoko al lado de su cama. Todo una premonición de lo que le espera, ya que Ryoko esta empeñada en que ella y Tenchi están unidos por los lazos del amor y que su obligación es estar siempre a su lado, cosa que no estaría mal si no fuera porque lo sigue hasta el propio lavabo, y con su habilidad para atravesar las paredes cerrar la puerta no le sirve de mucho al pobre Tenchi. Washu, por su parte, aprovecha sus grandes conocimientos para crear espacios dimensionales para montar un gigantesco laboratorio que se encuentra en un espacio paralelo al de la casa de Tenchi y que se comunica con ella mediante una puerta que solo se hace visible en el momento que se abre. En este lugar Washu tiene las manos libres para realizar todo tipo de experimentos y estudios, algo que traerá más de un problema en el futuro. Ayeka entra en el laboratorio y le pide a Washu un receptáculo especial para poder plantar la semilla de "Ryu-O", y que permitirá a la nave de Ayeka volver a la vida. Cínica y caprichosa como ella sola Washu le exige a Ayeka que la llame” pequeña Washu",algo que Ayeka le cuesta porque, tal como piensa ella,¿como vas a llamar "pequeña" a alguien que tiene 20.000 años?Washu le ofrece una especie de nave construida por Kagato y que recrea en su interior el ambiente de Jurai.Ayeka le pregunta porque Kagato construio algo asi a lo que Washu responde que el objetivo de Kagato era apoderarse de la energia primaria de los arboles de la vida,"Tsunami"y que por eso hizo que Ryoko,que estaba bajo su control,atacara Jurai. Minutos después es Tenchi quien entra en el laboratorio (¡¡error!!)Buscando a Ayeka, pero solo consigue convertirse en el objeto de estudio de Washu, empeñada en descubrir como pudo generar tanta energía cuando se enfrento a Kagato. Pero los auténticos problemas de Tenchi empiezan cuando Ryoko encuentra a Mihoshi y Sasami mirando unos comics, Shojo manga para ser mas preciso. Sasami le explica que estos "mangas" son de la colección del padre de Tenchi (toda una biblioteca) y que son historias románticas protagonizada por chicas. Esto despierta el interés de Ryoko, que cree que haciendo lo mismo que las protagonistas podrá conquistar a Tenchi y se dispone a llevar a la práctica las "enseñanzas" de estos comics. El problema es que Ryoko, que no acaba de comprender las formas del cortejo entre los terrestres, recrea exactamente lo que ve en ellos como se demuestra en su primer intento. Copiado una escena en la que la chica, simulando un encuentro fortuito, choca aposta con el chico que le gusta para así tener una excusa para hablar con el, Ryoko se mente de morros contra un pobre Tenchi que no sabe que demonios esta pasando, sobretodo cuando Ryoko se presenta y le pregunta como se llama, algo bastante extraño teniendo en cuenta que ya se conocen .El "encuentro casual" se termina con la aparición de Mihoshi, que se lleva a Ryoko creyendo que esta enferma. Pero los problemas lejos de disminuir aumentan ya que Ayeka, a la que Sasami le a contado lo que esta pasando, empieza a leer los dichosos "Shojo Mangas” del padre de Tenchi. Al igual que Ryoko, Ayeka no acaba de entender de que va el asunto y copia exactamente lo que lee. Imita una escena en que el chico tropieza y la protagonista lo auxilia y tiene así la excusa para presentarse y para que esto ocurra Ayeka no se le ocurre otra idea que hacer tropezar a Tenchi con una cuerda mientras subía por las escaleras que llevan al templo Masaki. Después de hacer que Tenchi se meta de bruces contra la escalera Ayeka lo auxilia y se despide, no sin antes presentarse a si misma del mismo modo que hizo Ryoko. Ryoko y Ayeka continúan tragando "Manga" tras "Manga", viéndose a si mismas viviendo las escenas que leen y imitando las "tácticas" de sus protagonistas, desde hacerle la comida, hacerle un yérsey o citándolo con una carta anónima. Tenchi tiene que hacer frente además a la momentánea multiplicación de Ryo-Ohki, que son en realidad los cristales de control de "Ryo-Ohki", que al igual que el Ryo-Ohki original pueden adoptar forma física. Washu resuelve la situación al convencerlos de que vuelvan a "Ryo-Ohki", aunque no sin antes tener que sobornarlos dándoles una Zanahoria a cada uno. Justamente este incidente impide acudir a una cita a la que había sido llamado por una carta anónima, aunque en realidad es escrita por Ayeka que, imitando nuevamente una escena de comic, a citado a Tenchi para decirle lo que siente por él, pero debido al incidente de los Ryo-Ohkis Tenchi no acude y la pobre Ayeka se pasa toda la noche esperando. Al día siguiente Ryoko decide congraciarse con Yosho ya que cree que si consigue su bendición para casarse con Tenchi, todo será más fácil. Pero al llegar al templo se encuentra a Yosho hablando con Mihoshi y lo que oye no le hace nada, pero nada de gracia, ya que Yosho le propone a Mihoshi que sea la novia de Tenchi, algo que a Mihoshi, que también parece gustarle Tenchi, no parece desagradarle. Ryoko decide que Mihoshi tiene que desaparecer de escena y decide aliarse con Ayeka, que parece compartir con Ryoko la idea de que sobra gente. Ryoko llama por teléfono y se hace pasar por el oficial al que obedece Mihoshi, ordenándole volver a la base para dar el informe. Mihoshi, que no se percata de que es imposible que alguien le llame por teléfono desde otro planeta, se dispone a volver, pero tiene el problema de que su nave quedo atrapada en el sub.-Espacio durante el salto dimensional. Aquí entra en escena Ayeka, que convence a Washu de que ayude a Mihoshi a recuperar su nave. Washu abre de nuevo un agujero dimensional y rescata la nave de Mihoshi ,pero además de la nave también aparece el demonio-fantasma que creo Ryoko en el balneario, pero Washu lo desintegra con un solo dedo .Llega la hora de la despedida, algo muy duro para Mihoshi que no quiere separarse de sus amigos, sobretodo de Tenchi. Este le dice que puede volver cuando quiera y que le gustaría que lo hiciera, algo que llena de alegría a Mihoshi, que despega no sin antes prometerle que volverán a verse muy pronto. Ryoko y Ayeka se muestran contrariadas por no haber podido deshacerse de ella definitivamente pero al menos creen que no la verán en mucho tiempo. Mihoshi llega hasta la nave nodriza y transmite el informe, y se prepara para dar el informe hablado a su comandante. Lo primero que recibe es la felicitación de su superior por el hecho de haber conseguido acabar con Kagato, y le informa que días atrás una expedición que había sido mandada para buscarla detecto una onda de choque y una onda energética de origen desconocido, y que poco antes de que enviara su informe los ordenadores habían confirmado que procedía de "Soo-Shia".Le comunica que un puesto de mando le espera en otra zona(muy lejos de la suya, casualmente)pero queda petrificado cuando Mihoshi rechaza el nombramiento y le pide que le vuelvan a asignar a la zona del Sistema Solar. El comandante intenta persuadirla diciéndole que La Tierra no esta bajo su jurisdicción y que tendrían que pedir a permiso a Jurai para ir(lo que revela que la policía Galáctica esta bajo el control de Jurai, o al menos decide donde puede o no puede actuar).Mihoshi responde que tiene ese permiso, ya que Tenchi le pidió que volviera, pero como lo explica a su manera, el comandante le pregunta al ordenador de la nave, Jukinojo, quien es ese Tenchi del que habla la detective, que le informa que Tenchi esta emparentado con la familia real de Jurai, y que encontrara explicación en el informe que le a transmitido. Sorprendido intenta preguntarle mas sobre Tenchi pero Mihoshi, deseosa de volver, corta la transmisión y pone rumbo de regreso a La Tierra. Mientras ya ha anochecido en casa Masaki y Ryoko, que ha dejado atada y encerrada a Ayeka, se dispone a colarse en la habitación de Tenchi, y no precisamente para hablar. Pero Ayeka había instalado una trampa en previsión de esto y Ryoko se ve tele transportada al lago, más concretamente dentro del lago. Aburrida, se teletransporta nuevamente dentro donde Ayeka, que ha conseguido desatarse, la espera. La pelea es inevitable y ambas empiezan una lucha de fuerza bruta. Sasami, que esta durmiendo, tiene una pesadilla donde cae y choca contra un invisible canto, quedando tendida en un charco de su propia sangre. Tenchi aparece y Sasami le pide que la ayude pero cuando Tenchi se dispone a hacerlo una mano enorme lo coge y se lo lleva. Sasami alza la vista y ve a una extraña mujer. Sasami empieza a gritar que no se lleve a Tenchi y en ese momento se despierta llorando. Al ver que Ayeka y Ryo-Ohki no están, se dirige hacia la habitación de Tenchi pasando delante de Ryoko y Ayeka, que continúan en lo suyo. Llama y Tenchi le abre, encontrando dentro de su habitación también a Washu y Ryo-Ohki. Ayeka y Ryoko al ver todo esto intentan entrar también en la habitación pero se olvidan de la trampa y ambas terminan en el lago. Cuando por fin parece que la tranquilidad reina un creciente ruido invade la noche y una luz aparece en el cielo, que Washu reconoce como la nave de Mihoshi que regresa. Mihoshi entra en la atmósfera y se dirige en línea recta hacia casa Masaki, confiando que los faros de control dirigirán la nave para que aterrice suavemente, pero se olvida de un pequeño detalle, y es que La Tierra no tiene faros de control. Cuando se da cuenta es tarde y se estrella contra la casa de Tenchi. La noche pasa y al amanecer vemos que solo hay un montón de ruinas, quedando solo la puerta dimensional que comunica con el laboratorio de Washu. Precisamente allí Tenchi, Mihoshi y compañía han pasado la noche, más concretamente dentro de la nave-receptáculo donde Ayeka planto a "Ryu-O".Esta se despierta y pega un grito que despierta a todos, y es que ve a Ryo-Ohki en el circulo de tierra donde esta plantada "Ryu-O" y cree que el bicho quiere comerse la semilla. Pero al llegar corriendo hasta el lugar Ryo-Ohki le señala una pequeña planta que apenas surge del suelo y que desprende uno rayos luminosos. Es "Ryu-O "que a vuelto a la vida, y Ryo-Ohki en realidad estaba conversando con ella. El día no podía empezar mejor.